miércoles, 27 de mayo de 2015

"¿Qué es la doctrina cristiana de la salvación? ¿Qué es la salvación?"

Respuesta: La salvación es la liberación de un peligro o un sufrimiento. Salvar es liberar o proteger. La palabra contiene la idea de victoria, salud, o preservación. Algunas veces, la Biblia usa las palabras “salvo” o “salvación” para referirse a algo temporal, liberación física, como la liberación de Pablo de la prisión (Filipenses 1:19).

Con más frecuencia, la palabra salvación se refiere a una eterna liberación espiritual. Cuando Pablo le dijo al carcelero de Filipos lo que debía hacer para ser salvo, él se estaba refiriendo al destino eterno del carcelero (Hechos 16:30-31). Jesús iguala el ser salvo con la entrada al reino de Dios (Mateo 19:24-25).

¿De qué somos salvados? En la doctrina cristiana de la salvación, somos salvados de la “ira”; esto es, del juicio de Dios al pecado (Romanos 5:9; 1 Tesalonicenses 5:9). Nuestro pecado nos ha separado de Dios, y la consecuencia el pecado es la muerte (Romanos 6:23). La salvación bíblica se refiere a nuestra liberación de las consecuencias del pecado, y por lo tanto, implica la remisión del pecado.

¿Quién realiza la salvación? Sólo Dios puede quitar el pecado y liberarnos del pago del pecado (2 Timoteo 1:9; Tito 3:5).

¿Cómo salva Dios? En la doctrina cristiana de la salvación, Dios nos ha rescatado a través de Cristo (Juan 3:17). Específicamente, fue la muerte de Jesús en la cruz y Su subsiguiente resurrección lo que logró nuestra salvación (Romanos 5:10; Efesios 1:7). La Escritura es clara, en que la salvación es el bondadoso e inmerecido regalo de Dios (Efesios 2:5, 8) que sólo está disponible a través de la fe en Jesucristo (Hechos 4:12).

¿Cómo recibimos la salvación? Somos salvados por la fe. Primero, debemos oír el evangelio—las buenas nuevas sobre la muerte y resurrección de Jesucristo (Efesios 1:13). Después, debemos creer—confiando totalmente en el Señor Jesucristo (Romanos 1:16). Esto incluye el arrepentimiento, un cambio de mentalidad acerca del pecado y de Cristo (Hechos 3:19) y el confesar el Nombre del Señor (Romanos 10:9-10).


Una definición de la doctrina cristiana de la salvación sería: “La eterna liberación espiritual que Dios concede a aquellos que aceptan Sus condiciones de arrepentimiento y fe en el Señor Jesús.” La salvación únicamente se obtiene a través de Jesucristo (Juan 14:6; Hechos 4:12), y depende sólo de Dios para su provisión, garantía y seguridad.

Fallow on Facebook TBM-Missions: https://www.facebook.com/roberto.bonillacea
Sitio Web Dedicado a Video: TBM-Missions TV

martes, 26 de mayo de 2015

El Enfoque es hacia Jesús.


Aportacion de: Ben Ayala
"Es nuestro discípulo", oí decir a unos hermanos en Cristo sobre alguien a quien ellos ayudaban en su marcha de Fe. 
 
Como seguidores de Cristo, todos debemos hacer discípulos; es decir: hablarles de la buena noticia de salvación a las personas y ayudarlas a crecer espiritualmente. 
 
Sin embargo, es fácil dirigir el enfoque hacia nosotros y no hacia Jesús.

El apóstol Pablo estaba preocupado porque la iglesia de Corinto estaba dejando de centrarse en Cristo. 
 
Apolos y Pablo eran los dos predicadores más conocidos de aquella época, y la iglesia se había dividido. «Yo sigo a Pablo». «¡Pues yo sigo a Apolos!». 
 
Habían empezado a centrarse en la persona equivocada, siguiendo al maestro en lugar de al Salvador. 
 
Entonces, Pablo los exhortó: «somos colaboradores de Dios». 
 
No importa quién planta ni quien riega, porque solo el Señor da el crecimiento. 
 
Los creyentes en Cristo son «labranza de Dios, edificio de Dios» (1 Corintios 3:6-9). 
 
Aquellos creyentes no pertenecían ni a Pablo ni a Apolos.

Jesús nos dice que vayamos y hagamos discípulos, y les enseñemos sobre Él (Mateo 28:20). 
 
Además, el autor de Hebreos nos insta a enfocarnos en el Autor y Consumador de nuestra fe (12:2). 
 
Cristo será honrado cuando nos centremos en Él. 
 
Es superior a cualquier ser humano y suplirá nuestras necesidades.
 
"Señor, ayúdame a pasar inadvertido y guiar a otros hacia ti." 
~~

Pon a Jesús en primer lugar.

~~~~~
~~~
~

martes, 19 de mayo de 2015

Jesús mi Salvador, Resiste al diablo !

El diablo pone a prueba a Jesús 
El Espíritu de Dios llevó a Jesús al desierto para que el diablo le pusiera a prueba. Se acercó el diablo a Jesús para ponerle a prueba, y le dijo: 

Si de veras eres Hijo de Dios, ordena a esta piedra que se convierta en pan. Luego el diablo lo llevó a un lugar alto, y mostrándole en un momento todos los países del mundo le tento por segunda vez, después el diablo lo llevó a la ciudad de Jerusalén, lo subió al alero (terrado) del templo y le dijo:


–Si de veras eres Hijo de Dios, tírate abajo le dijo, por tercera vez, Cuando ya el diablo no encontró otra forma de poner a prueba a Jesús, se alejó de él por algún tiempo. OJOOOOOOO Jesus estuvo cuarenta días, No comió nada durante aquellos días, y después sintió hambre. (DHH) Mateo 4:1-11)

Sabiás tu que Dios llenó de poder y del Espíritu Santo a Jesús de Nazaret, y que este anduvo haciendo el bien y sanando a cuantos sufrían bajo el poder del diablo porque Dios estaba con él. Por lo tanto, el obispo (cristiano) no debe ser un recién convertido, no sea que se llene de orgullo y caiga bajo la misma condenación en que cayó el diablo. Así se despertarán, y escaparán de la trampa en la que el diablo los tiene presos y sometidos a su voluntad.

Sed prudentes y manteneos despiertos, porque vuestro enemigo el diablo, como un león rugiente, anda buscando a quien devorar.

Jesus es el camino, la verdad y la vida: Jesús contestó a Pilato: –Tú lo has dicho: soy rey. Yo nací y vine al mundo para decir lo que es la verdad. Y todos los que pertenecen a la verdad, me escuchan.

Salvos por Jesus el Hijo del DIOS!

Follow on Facebook TBM-Missions:  https://www.facebook.com/roberto.bonillacea

Sitio Web Dedicado a Video: TBM-Missions TV